jueves, 15 de julio de 2010

Cultura y Arqueología

Arqlgo. Luís Humberto Carlín Vargas

La Cultura es un amplio concepto que engloba las más diversas características, tangibles e intangibles, de un grupo humano presente o pretérito.

Cuando hablamos de Arqueología tenemos que abordar forzosamente el coleccionismo del cual todas las culturas han sido depositarias, abarcando, al igual que el concepto anterior, desde las más antiguas hasta las actuales.

El coleccionismo es una condición inherente al ser humano. Se ha presentado entre los egipcios, los griegos, los romanos, los teotihuacanos y en una infinidad de tradiciones culturales, aun en la nuestra. ¿Quién no es coleccionista de algo?

La actividad del coleccionismo se formaliza y se vuelve muy interesante a partir del contacto de los europeos con “los otros”. Hoy en día muchas piezas, que los hombres mesoamericanos y de otras muchas culturas realizaron, son exhibidas o están bajo la custodia de países europeos.

De aquel coleccionismo formal iniciado desde hace mucho tiempo, pero que se percibe muchísimo más desde el Siglo XVI y va hasta el Siglo XIX, aunado a los grandes avances científicos, se propone una nueva ciencia llamada Arqueología. Ésta busca las evidencias materiales que han prevalecido a través del tiempo y, que con o sin conciencia, las diferentes culturas legaron para que otros seres humanos tengan la oportunidad de conocer el esplendor de los magníficos diseños y estilos en los cuales aquellos grupos plasmaron su cosmovisión.

La arqueología no existe por sí misma. Es necesario que se auxilie de una infinidad de ciencias para que su trabajo sea lo más aproximado a la realidad y necesariamente más científico. Por supuesto no podemos ni sabremos con certeza quien fabricó tal o cual cosa, o quien habitó el lugar que estamos excavando, pero con la ayuda de la multidisciplina se logrará un acercamiento más preciso.

Las ciencias a las que me refiero son, entre otras, la Geología, la Geografía, la Ecología, la Medicina, la Informática, la Historia, las Matemáticas, la Botánica, la Zoología, la Arquitectura, la Ingeniería y muchísimas más, que han sido de un valor incalculable para hacer posibles investigaciones de mucha calidad en la Arqueología, a la que han profesionalizado cada día más.

Como lo expresó el arqueólogo Kent Flannery, hacer arqueología “es lo más divertido que se puede hacer con los pantalones puestos”.

Mi percepción es que es una pasión desbordada que nos lleva a lo desconocido y que aunque el objeto encontrado en el recorrido previo o en la excavación sea muy pequeño, no deja de ser un gran encuentro con el pasado. Con nuestro pasado.

1 comentarios:

shathens orzabal smith dijo...

donde podría encontrar alguna universidad de arqueologia y antropologia en león guanajuato??

Publicar un comentario en la entrada